¿DEBEMOS LOS LIBERTARIOS REALIZAR LABOR SINDICAL?

Publicado: ndUTCp3007UTC06bMon, 02 Jun 2008 20:07:03 +0000UTC 28, 2008 en Otros

En primer lugar, debemos hacer una constatación: existen discrepancias entre nosotros respecto a la interrogante que nos sirve de título. Para algunos, el sindicato es una organización obrera reformista, que no se propone la revolución social por su propia naturaleza: la negociación con el patrón y el Estado para resolver los conflictos sociales.
Para otros, entre los cuales me cuento, el Sindicato, si está despojado de burocratismo y autoritarismo, es un instrumento útil no sólo para mejoras inmediatas sino también para que los obreros protagonicen, algún día, los cambios revolucionarios sin los cuales la sociedad está amenazada de extinción.
Salta a la vista que abandonar a los obreros a su suerte, es decir, dejar de jugar un rol en la organización sindical obrera, es hacerle un grueso servicio a la clase burguesa que los explota. Eî efecto, esta clase es anti-sindical y está dispuesta a la violencia con tal de impedir la formación de sindicatos en “sus” fábricas o haciendas agroindustriales, habiendo llegado incluso, en el Perú, a utilizar sicarios que han abaleado reuniones de sindicalistas provocando heridas en algunos de ellos. Los patrones están muy contentos con el abandono de los derechos laborales y sindicales en el Perú, pues esto les ha permitido sobreexplotar a los obreros haciéndolos trabajar doce horas seguidas sin reconocer el pago de horas extras y suprimiendo así un turno, además de reconocer a los obreros y empleados salarios de hambre de menos de la mitad de la “canasta básica” y sin darles vacaciones, ni gratificaciones, ni seguro social, etc.
Hay una ley de “despido arbitrario” que disuade a los obreros precarios de sindicalizarse, por lo que la “estabilidad en el empleo” viene a ser ahora la reivindicación principal, pero olvidada por las burocracias sindicales de la CGTP, la CUT, la CTP, las que esperan de una “Ley General del Trabajo” que el Congreso arrastra los pies para aprobar, la superación de todas estas trabas tanto a la organización sindical masiva como a la tranquilidad y superación de las condiciones de trabajo y de vida de los obreros y empleados.
Finalmente, hay que abandonar la idea de que “mientras peor nos encontremos será mejor” porque se acercará la hora del derrumbe del capitalismo. Si tenemos sentimientos humanistas, no podemos abandonar a su suerte a los explotados, tenemos que hacer algo para que mejore su sobrevivencia, no es dable que los anarquistas tengamos una mentalidad de pequeños comerciantes o artesanos que pueden desenvolverse individualmente, los trabajadores asalariados trabajan colectivamente y colectivamente están llamados a emanciparse de la explotación, la opresión y el privilegio.
Y una parte de esta insurgencia colectiva es la lucha sindical, siempre y cuando tenga como meta el comunismo libertario, siempre y cuando las luchas sean autogestionadas por las bases, siempre y cuando no existan dirigentes rentados desligados de la producción y, por tanto, de la realidad, siempre y cuando se respeten todas las ideas, siempre y cuando el sindicato sea independiente de los patrones, el Estado y los partidos políticos, siempre y cuando el sindicato denuncie el hecho de que ciertos partidos, supuestamente de “izquierda” tienen a los sindicatos como simples correas de transmisión de sus propias decisiones autoritarias, siempre y cuando funcione a fondo la solidaridad entre trabajadores en planilla y la gran masa de precarios, siempre y cuando no se considere al sindicato como un trampolín de los dirigentes rentados hacia el Congreso, los Municipios o incluso la presidencia de la República.
Todo esto son lujos insultantes para la pobreza, la miseria, que sufre la gran mayoría del pueblo en el Perú. Recuperemos, pues, los valores elevados que tuvo antaño el sindicalismo quien obtuvo, sin ayuda de ninguna potencia externa, la jornada de 8 horas y otras reivindicaciones.
Ahora este paso hacia el sindicalismo que le propongo a los anarquistas, debe ser bien reflexionado por ellos, a fin de no dar pasos en falso y que nuestra labor sindical obtenga frutos lo más pronto posible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s