De Cárceles, Locos, Delincuentes Financieros Y Democracia

Publicado: ndUTCp3016UTC06bMon, 02 Jun 2008 20:16:01 +0000UTC 28, 2008 en Periodico Número 2

Una entrevista publicada en el diario francés “Libèration”, el 1 de abril de este año, nos ha llamado la atención y nos ha invitado a escribir para que el público sepa la situación real de los que tienen que ver con la justicia en Francia, y de cómo las autoridades toman medidas no autorizadas por el propio Código Penal. La entrevistada es una psiquiatra (Christiane de Beaurepaire) que ha pasado los últimos 15 años trabajando en su profesión en la prisión francesa de Fresnes (una larga pena, dice ella, bromeando).

Pero veamos lo que declara: “Si se quiere arreglar el problema de la sobrepoblación en las prisiones, es muy simple: es necesario vaciar de todas las prisiones las personas que no tienen nada que hacer allí, como los enfermos mentales, los indocumentados, los sin techo, los viejos dementes, los jóvenes errantes, los toxicómanos … Yo debo hacer recordar que el Código Penal francés proscribe que se albergue a los enfermos mentales en los establecimientos penitenciarios”.

Actualmente, “más del 25% de la población carceral son enfermos mentales que sufren de disturbios diagnosticados por los psiquiatras como esquizofrenia, paranoia, psicosis, depresión grave, etc.”. Cito todas estas declaraciones para que se vea que quienes están en el poder en Francia, no son los “demócratas” burgueses, ni los liberales, ni los “centristas”, sino un equipo político elitista cuyos actos se inspiran muchas veces en las proposiciones criminógenas de la extrema derecha. Tanto, que Christiane de Beaurepaire osa decir, al final de la entrevista, en forma de pregunta, lo siguiente: “Es que un país que inocenta y desresponsabiliza a los delincuentes financieros pero que arroja en prisión a los niños y enfermos mentales es todavía una democracia?”. Quiero aprovechar de este espacio para hablar de otro problema relacionado con esto de las prisiones y la punición: la larguísima carcelería de los miembros del grupo “Acción Directa”, cuyo máximo dirigente es Jean Marc Rouillan.

En los años 80, estas personas (cinco o seis) ejecutaron al presidente de la Renault y al responsable de la venta de armamentos al exterior (el Gral. Audran). Estos crímenes pueden haber sido un exceso de parte de estos militantes, pero ya los han pagado con creces (están presos hacen más de 25 años). Porqué no los liberan?. En cambio, Maurice Papon, un ex funcionario de policía, acusado y sentenciado (a sólo 10 años), por complicidad de crímenes de lesa humanidad durante la segunda guerra mundial, fue liberado a los dos o tres años por razones de salud y de edad, cuando tenía todas sus facultades y gozó de una vida que le negó a otros hasta su muerte.

Es decir, el Estado y su justicia tienen una espada de doble filo: el lado agudo para los acusados de subversión contra el sistema capitalista y el otro, generoso, para quienes lo defienden aún a costa de masacrar u ordenar masacrar a los combatientes por la libertad y la justicia social, equivocados o no en sus métodos. Otra de las conclusiones, es que la prisión ha cambiado de naturaleza, si antes su finalidad era apartar a los disidentes de los movimientos populares hasta que éstos caigan en el reflujo, ahora se trata de liquidarlos psicológica y físicamente, esto se observa en todos los países del mundo, incluido el modelo de democracia que se nos refriega en el rostro, es decir el sistema político europeo.

Lima, 18 de abril del 2008.

Anselmo Pérez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s