EDITORIAL N02

Publicado: ndUTCp3014UTC06bMon, 02 Jun 2008 20:14:24 +0000UTC 28, 2008 en Periodico Número 2

A fines de abril, podemos estar seguros que el clima social en Perú, es sorprendente para todos.

Los enemigos más fieros del Apra, pronosticaban una dura represión, inflación altísima, desempleo y hasta malaria con roncha. El sector empresarial y Proinversión por su lado, han presentado al Perú como el nuevo paraíso para las inversiones internacionales, ya se ve al presidente inaugurando centrales hidroeléctricas, textileras, laboratorios genéticos, embotelladoras y poco le falta para ir al bautizo de los Romero, porque al concierto de Juan Diego Flores ya fue. Pero quienes vivimos de nuestro trabajo y no somos empresarios abusadores, políticos profesionales, ni sindicalistas parásitos, que podemos decir ahora? sépase que no somos enemigos del Apra, ni de ningún otro partido en especial, todos los partidos de derecha o izquierda quieren sentarse en el poder y dirigir a su modo el destino del país, por lo tanto, nuestro rechazo y asco va por igual para todos los angustiados y arribistas politiqueros.

Quienes pasamos cerca a las pistas rotas por los alcaldes que buscan justificar sus gastos como sea y tenemos que encerrarnos en el transporte público por horas y horas, aún tenemos la virtud de sorprendernos cuando nos enteramos que sucede en esta sociedad, quien no puede indignarse si una noche aparece muerto un militante del MNI en Comas, con 9 disparos en el cuerpo, y nos quieren hacer creer que fueron delincuentes comunes que buscaron asaltarlo. O cuando encarcelan a 7 personas que regresaban de una conferencia internacional? La mano dura de la cual se siente orgulloso el mofletudo García, ha llegado hasta la persecusión a los poetas del Jr. Quilca, acosados ahora por tomarse un trago y soñar con asaltar el cielo.

Todo este clima de miedo pre-cumbre, lo aplican todos los gobiernos democráticamente elegidos por el voto “popular”. Para quienes no le hacemos corito a la Chichi Valenzuela, ni a la Tapia, vivir en la sociedad democrática es una mierda. Giampietri, como vicepresidente de la república, pone en práctica todos sus conocimientos de guerra física y psicológica adquiridos en la marina, para mantener inmaculada la imágen de su amo García, que según las encuestas de la democracia va por el 53% de aprobación, y según las piedras de los puneños, no llega ni al 2%. Y es que resulta difícil aceptar un sistema que esta colapsando, hace unos meses la firma del TLC era una gran hazaña económica para los empresarios, pero hoy, la que fuera su gran oportunidad de negocios, osea Estados Unidos, vive la peor crísis ecónomica de los últimos años, y ya no saben que hacer para detener su caída, tanto que el mismo Banco Mundial ya aviso que el alza de los precios en los alimentos seguirá por unos 15 años más, a esto los inteligentísimos burrocratas estatales le quisieron sacar la vuelta regalando aceite, arroz y la bendita anchoveta en algunos sectores empobrecitos de la ciudad capital. Orgulloso el ministro de economía, Luis Carranza, se alegra al decir que no estamos tan jodidos como Venezuela, según las cifras inflacionarias, pero nosotros repetimos el spot televisivo que dice: Luis, vete de vacaciones. Esta sociedad no esta diseñada para mantener una salud mental aceptable, hoy cualquiera puede ser terrorista, por obra y gracia de la prensa comercial puedes pasar de jardinero a deforestador.

La ONG APRODEH esta en centro de las investigaciones por opinar que el MRTA ya no existe, y por lo tanto no debe ser considerada por el Parlamento Europeo como un grupo terrorista. No vamos a juzgar si el MRTA fue terrorista por haber secuestrado a un millonario, o haberse agarrado a balazos con los cachacos, decimos que el MRTA es terrorista por frenar la organización social que busca trascender a la toma del podepolítico por medio de las armas. Terroristas también son los militares que ahoran desfilan en el sospechoso megajuicio al genocida Fujimori. Cerramos un mes, e iniciamos otro, Mayo, y el primer día hay permiso para pensar en que el trabajo no dignifica y que subsistimos en un régimen de miseria, donde el dinero nos ha reemplazado.

En una sociedad anarquista el trabajo asalariado será elminano y cada quien producirá para saciar sus necesidades, pero no hagamos que ahora, en la sociedad capitalista, los patrones se aprovechen de nuestro esfuerzo, y obtengan sobreproducción a costa de nuestro silencio, desorganización y desinteres en asuntos laborales. Es ahora un buen momento, ahora que el capitalismo esta mostrando su rostro mas fiero, para que sonría para siempre, la luz de la anarquía.

Alfredo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s