LAS CUESTIONES SOCIALES Y LA CGTP

Publicado: stUTCp3132UTC10bWed, 01 Oct 2008 21:32:27 +0000UTC 28, 2008 en Periodico Número 3

En estos instantes, hay varios problemas que están poniendo a prueba la consecuencia o inconsecuencia de la dirigencia cegetepista y su verdadera implantación al interior de lo que podríamos llamar el “proletariado” peruano.

 

Los problemas más saltantes son la llamada “Ley General del Trabajo” y la repartición de utilidades en el sector minero. En el primer caso, la CGTP se ha precipitado a apoyar el proyecto de ley general del trabajo que se discute en el Congreso, el que es sólo una tímida “regulación” de las Services, mientras el gobierno aprista revisa su posición inicial y habla ahora de “observar” la ley antes de promulgarla, cediendo ante la presión conjunta de algunos ministros como el de la Producción, el militante del Opus Dei Rafael Rey, y de los sindicatos patronales como la Sociedad Nacional de Industrias, la Confiep, Adex y la Cámara de Comercio. En cuanto a la repartición de utilidades en el sector minero, la posición debería ser que los trabajadores mineros en planilla no pueden tener la pretensión de volverse un sector privilegiado recibiendo utilidades millonarias, sino compartirlas con los trabajadores precarios que vienen de las Services y de las Contratas o Subcontratas. Desde un punto de vista “clasista”, que la Federación Minera dice adoptar, debemos considerar que la llamada participación en las utilidades convierte a los trabajadores casi en socios de las transnacionales, perdiendo así su diferenciación necesaria para aspirar a un mundo sin explotación de clase.

 

Hay, pues, que unirnos todos los trabajadores y ex trabajadores ahora jubilados, a fin de fortalecer el sindicalismo revolucionario, luchar de inmediato por mejores salarios y condiciones de trabajo, unirnos como un solo bloque social rechazando la burocratización y el reformismo sindicales que practican la CGTP y todas las centrales; plantear simplemente la supresión de las Services y su sustitución por instituciones públicas de oferta y demanda de empleos gratuitamente (como existen en otros países del mundo), practicar la solidaridad entre trabajadores estables y precarios renunciando a todo privilegio que hace de los primeros casi cómplices del sistema capitalista neocolonial, luchar contra el hegemonismo partidario en los sindicatos haciendo realidad el “frente único” pisoteado tantas veces por los comunistas autoritarios y los apristas; hay que recuperar la práctica de la democracia directa, la consulta a las bases antes de cualquier acción importante como un Paro por ejemplo. Hay que exigir que los dirigentes tengan vocación de servicio a sus bases y no utilicen su cargo como trampolín al Congreso, a los municipios, consejos regionales o incluso el Ejecutivo; es decir, resolver lo que podríamos denominar una “crisis” del movimiento sindical y crisis no sólo de “dirección” -como dicen los trotskystas-, sino de concepción misma de lo que debe ser un sindicalismo realmente emancipador y no seguidista de la burguesía “nacional”, sino autosuficiente para agrupar a todas las clases oprimidas hacia el logro de un comunismo libertario y antiautoritario.

 

Lima, 31 de mayo del 2008.

 

Anselmo Pérez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s