Tras el muro universitario

Publicado: stUTCp3128UTC10bWed, 01 Oct 2008 21:28:07 +0000UTC 28, 2008 en Periodico Número 3

Parte de la comunidad estudiantil sanmarquina ya desde el pasado año viene protestando contra las medidas de la municipalidad metropolitana y las autoridades universitarias centrales, con respecto a las contrariedades que está generando la construcción del intercambio vial de las avenidas Venezuela y Universitaria. Dicha construcción demandaría la ampliación de las dos avenidas. Los demandantes consideran que la ampliación de aquéllas son un atentado a la integridad territorial de su universidad. Esto, según los demandantes, no sólo originaría la disminución del área de ocupación sino  también daños en la salud de la comunidad universitaria y la eliminación, en las facultades más allendes a las avenidas, de una condición adecuada para lograr un adecuado aprendizaje: la ausencia de ruidos molestos.  Las aulas estarían, si prospera la medida  progresista-contaminante, al filo de la faja transportadora de enlatados mierdosos y de su respectiva masa de CO2 y de chirridos globalizantes.

 Esto con respecto al muro, ahora lo que pasa tras el muro: La amenaza señalada ya de por sí es alarmante y ésta afectaría el desenvolvimiento científico, si en realidad la universidad aludida fuese un centro en donde la investigación y la critica son lo más importante. Pero esto no sucede en los claustros de la susodicha casa de estudios ya que lo que ahí prevalecen son los enclaustrados cerebros de la mayoría de los estudiantes, y la raposería y mediocridad de la mayoría de los docentes y la asfixiante mafia burocrática. Aquí lo que más se lee son los periódicos deportivos y lo que más se ve y discute son los partidos de fútbol. Aquí la investigación seria casi no florece ni hay voluntad ni dinero para hacerla. Además lo poco que se hace ya tiene la tara de hacerse en pro de la ideología del poder establecido. Y es más, sucede que en toda su historia no ha hecho más que alimentar con cuadros profesionales a la maquinaria opresiva: El Estado en todas sus variantes. Mera tramitadora de títulos la va a considerar el caudillo José de la Riva Agüero y Sánchez Boquete a inicios de la independencia burguesa. Luego en los veinte del siglo pasado intentaron reformarla, pero los reformistas terminaron como Encinas: expulsados de centro universitario y otros como el Víctor Raúl, el taita de los zamarros, tomaron la experiencia de intento de reforma únicamente para afilar sus garras en vista a futuros asaltos a presas más jugosas. También por los años de la Reforma, a Pedro Zulen se le encargó la biblioteca de la universidad y éste la encontró cerrada y desactualizada. Esta es parte fundamental de la tradición estudiantil sanmarquina: foguear a los futuros políticos, dogmatizar y desinteresarse por las condiciones indispensables para la investigación.

 A la mediocridad de la enseñanza y al fin político aludido se suma la corrupción de la plana administrativa. Los últimos episodios de la extensa lista de la corrupción san-marquina se mencionan en seguida: Rectores acusados de malos manejos como el doctorcillo Burga, acusado de levantarse parte del dinero entregado para la refacción de la Casona; también de desaparecer muchos de los víveres que se destinaban al comedor universitario. Y a la hora de enfrentarse a la crítica del alumnado se mostró tan rabioso y prepotente como el ex-ministro Rospigliosi. Mientras que al actual rector se le acusa de haber comprado los votos para su elección, además de un paquete de rábanos. Y no olvidemos al decano y ex decanos de la Facultad de Educación, la facultad que más ingresos propios tiene y por esto es la que más ratas alberga entre sus arcas. Su facultad vecina, la Facultad de Letras, ha conocido al decano filósofo del a priori sobre-valuar, del ir a la marmaja misma, además de perito en suspender el juicio a sus críticos. ¿Y éste quién es? Pues el avechuchus filosofus: campechano profesor de filosofía que tiene como pasatiempo mandar a uno de sus polluelos a llamar a la central telefónica de la universidad para alertar de una bomba instalada en las instalaciones. Y como saben las alertas de este tipo hacen necesarias, aun así sean falsas, que el edificio de desocupe y que se suspendan las actividades. Y no por mera jarana hace esto el avechucho sino cuando se va a votar en Asamblea de Facultad un pedido para iniciar una investigación de su gestión. Lo hace para ganar tiempo y ganarse el favor de otros zorros que como él la hacen linda en la Asamblea. Tampoco ha dejado de exponer su dotes de tira-dedo haciendo llamar a los chacales de la PNP para dar fin y a patadas las tomas de local promovidas por los trabajadores de mantenimiento. Y no olvidemos, también en esta facultad, al zorro de los zorros (con todo el perdón de los zorros): el Dr. Martos. Adalid de Castro y secretario universitario de Montesinos, con videito, tomado en la instalaciones del SIN, incluido. Decano en el mismo momento en que la dictadura-democrática de Fujimori arreciaba y en el mismo momento en que se hacía un seguimiento por parte de los servicios de inteligencia del Estado a profesores y alumnos disidentes. Acción sabida y avalada por el rector y por aquel tunante, de entre los poetas asquerosamente patrióticos, el más despreciable. También está el caso de la Facultad de Electrónica, donde equipos voluminosos e instrumentos de investigación desaparecen. Y la Facultad de Ingeniería de Sistemas en donde sus autoridades giran cheques sin fondos para pagar por los suministros de cómputo. Sin olvidar que los concursos de profesores se han convertido en torneos de saca ojos, donde, además, se saben ya por adelantado los ganadores. El campeón es aquél que tiene un sauce bajo el cual guarecerse. Pero el árbol no lo hace por mera devoción a las cualidades intelectuales y pedagógicas del hongo, sino porque el sauce es nada más y nada menos que un zorro camuflado con ramitas y hojitas. El zorro lo necesita para que luego el favorecido lo ayude a ascender a un cargo político -de decano o rector-, mediante la truhanería del voto democrático. 

 

Estas son tan sólo unas pocas muestras de la actual podredumbre universitaria, lo que podréis encontrar tras el muro. Ahora, si el muro disminuye en su extensión no significará que el ecosistema de los zorros-titulados se vea mermado ya que éstos, incluso, la hacen en un metro cuadrado con democracia, asbesto, CO2, Ch4, Mercurio, Plomo, CFC incluidos.

 La Abeja Rebelde

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s