“ Hacia la unión de los Anarquistas Una Red de grupos Anarquistas ” ultima parte

Publicado: thUTCp3104UTC10bThu, 16 Oct 2008 15:04:35 +0000UTC 28, 2008 en Periodico Número 4

En el número anterior de “Humanidad” escribíamos:

“En todo caso, es un hecho que nosotros sólo podemos derrotar a los capitalistas quitándoles el poder de tomar decisiones de sus manos, que afectan a todos los ciudadanos de una sociedad, reubicándolas como potestad de Asambleas Generales soberanas, es decir, cuando se instaure una Democracia Directa como proceso en el que participen todos”. Este proceso de toma de decisiones, en el que intervienen negociaciones entre los grupos, asociaciones, colectividades, sindicatos, etc., a fin de evitar que los delegados expropien el poder a la mayoría, o sea, un proceso no vertical sino horizontal de toma de decisiones, es un poquito “pesado”, es decir, toma un cierto tiempo y genera la impaciencia de algunos. Puesto que las decisiones adoptadas en niveles superiores en el que se reúnen sólo los delegados requiere de una ratificación por las Asambleas de origen, hay personas que podrían sufrir una cierta molestia por la demora, pero qué apuro tenemos?. En realidad, el único apuro que tendríamos es, supongo, el de “hacer la revolución social”. Así, el movimiento que se llamó de “la nueva izquierda”, en los años 60 y 70, parece que inventó el concepto de “prefiguración”, o sea el hecho de que nuestra práctica concreta, nuestro comportamiento y conducta, debería parecerse a lo que queremos como sociedad libre y revolucionaria del futuro (la Anarquía). Si bien la impaciencia podría haber precipitado la adopción de dicho concepto, sin
embargo él es justo en la medida en que los medios deben supeditarse a los fines nobles que perseguimos y, además, es posible crear al menos elementos económicos, sociales y culturales de una sociedad nueva y diferente al capitalismo, al interior mismo de éste. No estamos hablando de utopías locas e irrealizables,
sino de hechos que aparecen en el mundo de hoy y que son resultado de las luchas de los trabajadores y
de los pueblos en diversas partes del mundo. Por ejemplo, la huelga de los profesores en Oaxaca
(México), al origen de un levantamiento popular (2006-2007), en el que las decisiones de la Comuna
de Oaxaca (como ellos mismos se denominaron), tuvo muchos elementos de democracia directa, lo que
llamaron “consulta a bases”. Es decir, las decisiones tomadas tanto en el sindicato de profesores como en
la Comuna (popular) tenían que ser ratificadas por todos los miembros de ese movimiento en lucha
contra un Estado terrorista. Finalmente, también quisiéramos citar el caso de la ciudad de El Alto en Bolivia (800 mil habitantes), organizada en 600 Consejos de barrio, los que prácticamente gobiernan la ciudad. En estos consejos, integrados cada uno por alrededor de 200 delegados, se decide el rumbo de la vida en la ciudad, y allí participan los jefes de familia, delegados sindicales, organizaciones de oficio, asociaciones de pequeños artesanos y comerciantes, etc. Estos Consejos no son Asambleas completas de vecinos
las que requerirían reunir por lo menos 1300 personas, sino Asambleas de delegados. Sin embargo, las decisiones vuelven a las organizaciones de base para ser ratificadas. Queríamos presentar estos dos casos, en nuestro Continente, para demostrar que la Democracia Directa no es una mera elucubración del intelecto sino una realidad normal a la que apelan los pueblos en lucha por un destino mejor, es decir, más igualitario y libre.

Payman Piedar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s