EL MOQUEGUAZO, ¿PROLOGO DE LA REVOLUCION SOCIAL?

Publicado: thUTCp3137UTC10bThu, 16 Oct 2008 14:37:58 +0000UTC 28, 2008 en Periodico Número 4

Introducción.
La periodista de “La República”, María Eugenia Salas, enviada especial a Moquegua del diario “La República”,
escribe el 22 de junio que “el moqueguazo comenzó a gestarse en marzo del 2007, cuando se anunció que la región Tacna, por tercer año, iba a recibir una mayor partida de canon minero, aunque es la región Moquegua que había producido más cobre”. En ese entonces, se consultó a los Ministros de Energia y Minas y Finanzas, pero estos respondieron que la desigualdad era resultado de un reglamento que había que cumplir y que, por tanto, “no se podía hacer nada”. En marzo de este año se reveló que Tacna iba a recibir 711 millones de soles de canon frente a los 244 millones de Moquegua. Es decir, Moquegua tenía que aceptar prácticamente la tercera parte de lo que recibiría Tacna. Parece que esto era así por una ley aprobada en tiempos de Toledo, según la cual lo que cuenta es la cantidad de tierra y rocas extraídas, y no el mineral de cobre propiamente dicho. Seguramente que otra de las razones es que la sede social de la empresa foránea (mexicana) que explota el cobre de Toquepala y de Cuajone está en Tacna y no en Moquegua. Lo que parecía, desgraciadamente, como un enfrentamiento entre dos pueblos de un mismo país se convirtió, sin embargo, en una acción masiva del pueblo moqueguano contra el Estado y, finalmente, el Ejecutivo tuvo que transar cediendo a Moquegua lo que reclamaba, o sea, prácticamente multiplicar su participación por dos, no sin antes protagonizar una lucha en la que las fuerzas represivas fueron ridiculizadas y neutralizadas en su capacidad represiva. El “moqueguazo”Lo que nos parece se debe resaltar es, en primer lugar, el carácter economicista de esta lucha del pueblo de Moquegua (los tacneños también se movilizaron, contra Moquegua). Querían simplemente que la transnacional y el Estado los hicieran compartir su parte de canon en forma más equitativa, en lo que se refiere a Moquegua, mientras Tacna pretendía no compartir con la primera ni un sol más, según lo declararon algunos manifestantes. Mientras la perspectiva de los trabajadores y los campesinos sea reclamar unos soles más y nada más, los
propietarios de las transnacionales mineras y otras pueden descansar tranquilos. Las acciones populares
actuales, aceptadas e impulsadas por la llamada izquierda y el nacionalismo, tienden a dejar inmune al sistema capitalista neocolonial, sólo que adornado por una participación popular financiera y un régimen político futuro que pintan como “progresista”, apuntando más bien a eternizar las relaciones de explotación y opresión que sólo benefician a la clase burguesa nativa y foránea. Lo que sí revela el movimiento de los pobladores de Moquegua es, en primer lugar, la fuerza decisiva de la organización en la resistencia frente al aparato policial de represión y, en segundo lugar, la debilidad original del gobierno aprista que provoca a los trabajadores y el pueblo, pero que a la menor respuesta acompañada de acción directa, cede, negocia, y compone con las direcciones. El gobierno es débil porque sabe que sólo sirve a un puñado de individuos adinerados, puñado que sólo representa un 10% de la población y que se enfrenta por tanto a más de dos decenas de millones de habitantes del Perú. Al mismo tiempo, los apristas comenzando por Alan García, saben que el pueblo es capaz de echarlos del poder como ya ha pasado en Bolivia, Ecuador y Argentina. Finalmente, saben que la “democracia” se ha reducido a depositar el voto cada cinco años, que es un régimen espureo, y que la gente vota por el mal menor y con una inmensa desconfianza hacia los candidatos. Todo esto significa que las luchas pueden desembocar en una revolución social?

Una revolución social implica que “se vayan todos”, es decir, que los trabajadores y el pueblo organizado asuman autogestionariamente el gobierno de sus propias vidas, aboliendo los privilegios de la llamada “clase política” (los individuos hombres y mujeres que han hecho del gobierno una profesión), para lo cual no sólo hay que hacer huelgas sino que lo más importante es ocupar organizadamente los centros de trabajo de la ciudad y el campo y ponerlos en marcha para satisfacer las necesidades no de unos vagos
de lujo sino de todos los habitantes del país. Esta revolución social no puede fructificar en un solo país
aisladamente, tiene que derivar en una transformación social mundial, de lo contrario no construiremos el
socialismo sino un capitalismo de Estado vulgar. Es a este cuello de botella que conducen los jerarcas comunistas autoritarios que no vacilan en aliarse con los nacional populistas con tal de alcanzar una migaja del festín que significa “conquistar el poder”, objetivo engañoso que ya es tiempo que los militantes y el pueblo comprendan la estafa que significa. En conclusión: todavía estamos lejos de una revolución
social, mientras la mentalidad siga siendo mezquina, mientras el objetivo de los compañeros trabajadores sea sólo lograr percibir unos soles más (aunque esto se justifica humanamente, pues en el Perú hay gente que se muere de hambre y de enfermedades curables), mientras los pseudo revolucionarios sigan a la cabeza de organizaciones como la CGTP, por ejemplo, mientras se espere todo del Estado y nada de nuestra propia inteligencia y de nuestra capacidad de autodirigirnos y autoorganizarnos, mientras sintamos obsesivamente la necesidad de jefes y líderes, mientras el ejemplo de Moquegua no se generalice, no habrá revolución social pero sí es posible una “explosión social” que barra con el equipo gobernante actual. Nosotros los anarquistas estaremos allí, gritando que “se vayan todos” y haciendo recordar que “la emancipación de los trabajadores será la obra de ellos mismos”.

Lima 21 de julio del 2008. Miguel Tauro de Lama.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s