LA AFINIDAD COMO EXCUSA

Publicado: thUTCp3120UTC10bTue, 28 Oct 2008 00:20:47 +0000UTC 28, 2008 en Periodico Número 5

Divide y vencerás. Parece que esta frase la tienen pegada en la almohada los responsables de la miseria en el Perú, entre los cuales ubico a dirigentes gremiales, secretarios generales y arribistas politiqueros.

Es un reto ubicar todos los focos de protesta que se desarrollan en Perú; cada día un pequeño sector levanta una nueva demanda, a pesar de que esa misma mañana otro gremio se haya lanzado a las mismas calles oprimido por la misma mano. Así, podemos caminar en una avenida central de Lima y toparnos hasta con tres movilizaciones en diferente rumbo, rumbo distinto que en nada nos beneficia.

 

Puede alguien decirme que está bien y que así debe ser, que cada gremio debe preocuparse por sus problemas, y resolverlos a su manera; que cada cuadra debe velar por su propia seguridad, que cada trabajador debe defender su puesto de trabajo, y  cada estudiante debe preocuparse en no reprobar el curso.

Las mentes más leídas dicen que se trata de Afinidad, y esa afinidad es la mejor excusa para andar cada uno por su lado, con su gremio exigiendo lo mismo que el gremio del frente. Los gremios no puede unirse, quizá saludarse pero no unirse: eso sería antiestratégico.

Pero antiestratégico, para quienes manipulan a la población, para los que no quieren soltar la mamadera, para quienes tienen bien extendido dentro de la organización su lazo que ahorca a quienes piensan diferente y se atreven a cuestionar la voz final del líder.

Así pueden salir los profesores, los médicos, los portuarios, los campesinos paperos, los transportistas una misma mañana con un mismo reclamo, en una misma ciudad pero con diferentes rutas, débiles al final, y quizá encabezados por la envidia y el protagonismo de sus bien comidos y asalariados dirigentes.

 

Se ha visto que las movilizaciones conjuntas son una bronca desde su concepción.

Discuten quién irá primero, quién irá segundo, qué delegados entran a dejar el petitorio; no pueden acordar llevar una sola banderola, es casi imposible entonar arengas unificadas; cada 50 personas hay una arenga distinta que hace oír simplemente bulla. Esta actitud es parte del protagonismo político, salir a las calles para la foto, y para entrarse en la retina del televidente, que mañana puede votar por el dirigente.

 

¿Y qué sucede en los grupos llamados antiautoritarios y anarquistas, que no buscan llegar a un cargo público? Estos grupos no pasan de 100 personas, pero de igual forma se subdividen en grupúsculos de 15 ó 20 cada uno, aislándose totalmente del resto de la sociedad, negando su clase y su lucha. Bajo el pretexto nuevamente de la afinidad se convierten en un engañamuchachos, donde puede aparecer un bien hablado y llenar de palabras un auditorio rancio, hablando de lo que debemos hacer, y no de lo que hacemos; haciendo proyectos y no evaluando resultados, creyendo que se está gestando una “revolución social” al margen del mundo entero y entre 30 Mesías, que llevarán la santa anarquía a los más oprimidos.

Nada más falso que esos intentos, quizá útiles para la policía que ha tirado sus tentáculos dentro de  nuestros grupos, subdividiéndolos y llenándolos de chismes y falsa información.

 

¿Qué me hace afín con otra persona? En una lucha social, reconocer al mismo opresor: El Capitalismo, y a sus aparatos de perpetuidad, como el Estado, la Iglesia, los medios de comunicación y los militares. Y nos unimos por afinidad, al reconocernos oprimidos y excluidos, teniendo las condiciones dadas para desatar una revolución social. No debemos aislarnos ni seguir las directivas divisorias de los líderes, con títulos o no, quienes finalmente solo buscan beneficios particulares.

 

Anarkito

Anuncios
comentarios
  1. Violeta dice:

    <>

    Que haya más de una manifestación en un solo día quiere decir que:

    -Se están ocupando más calles, es decir, la manifestación se expande en diferentes puntos, y por tanto se posibilita un mayor número de receptores (es decir, los focos de protesta que desarrollan en el Perú pueden ser de más fácil ubicación). Lo que menos debe preocuparnos es el número de personas que toman las calles, la ilusión de lo cuantificable debe dejar de ensombrecer nuestras capacidades cualificables. No sirve de nada tomar las calles del mismo modo que lo hace un estudiante o un trabajador para rendirle culto al capital y el progreso, ni mucho menos para efectuar reclamos y levantar sus mismos emblemas.

    -La policía también tiene que dispersarse paralelamente, y esto debilita su accionar represivo, ya que sus formas de movilidad para acabar con el descontento son precarias e improvisadas. Mientras más desconcierto, menos eficaz será el reordenamiento de la paz social.

    <>

    Lo que las hace débiles no es el hecho de encontrarse dispersos, lo que los hace débiles es su forma de actuar: sus reclamos no hacen más que hacerlos cómplices de su propia explotación. Lo que los hace débiles es el querer mejor el capital, exigir mejores salarios, mejores condiciones laborales; por que todo esto es algo que sus patrones pueden ofrecerles (de lo contrario, no lo pedirían).

    Los petitorios, la sublevación a este ritual burgués, son tan deleznables como las elecciones. Elegir una nueva forma de gobierno, un mejor manejo del capital, estructurar las bases económicas de la democracia, defender con el sudor de la frente la paz social que nos ofrece el Rey Midas. Serán débiles mientras defiendan sus puestos de explotación laboral, sin importar el número de personas que sean o representen.

    <>

    Lo mismo de antes. El problema no es únicamente el número de personas, lo es la forma en como comprendemos el mundo y como actuamos frente a él.

    ¿Es posible aislarnos de la sociedad? No. No nos podemos aislar del capital, ni de las relaciones que este nos ofrece. Toda clase de actividad tiene repercusión sobre él.

    <>

    Estoy de acuerdo. Y, por lo mencionado anteriormente, es prioritaria la (re)conexión de individuos afines.. y no grupúsculos de gente a la que no les comprometen los mismos deseos ni objetivos.

  2. Violeta dice:

    Intenté citar los siguiente párrafos, pero el formato editor me traicionó.:

    1. “Es un reto ubicar todos los focos de protesta que se desarrollan en Perú; cada día un pequeño sector levanta una nueva demanda, a pesar de que esa misma mañana otro gremio se haya lanzado a las mismas calles oprimido por la misma mano. Así, podemos caminar en una avenida central de Lima y toparnos hasta con tres movilizaciones en diferente rumbo, rumbo distinto que en nada nos beneficia.”

    2. “Así pueden salir los profesores, los médicos, los portuarios, los campesinos paperos, los transportistas una misma mañana con un mismo reclamo, en una misma ciudad pero con diferentes rutas, débiles al final.”

    3. “Estos grupos no pasan de 100 personas, pero de igual forma se subdividen en grupúsculos de 15 ó 20 cada uno, aislándose totalmente del resto de la sociedad (Ya son parte de la sociedad), negando su clase y su lucha”

    4. “¿Qué me hace afín con otra persona? En una lucha social, reconocer al mismo opresor: El Capitalismo.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s