UN PEDIDO PARA LA DESTRUCCIÓN NACIONAL

Publicado: thUTCp3043UTC06bSat, 20 Jun 2009 16:43:01 +0000UTC 28, 2008 en Edicion Extraordinaria


Volvió a romperse la tensión amorosa entre dos bandos nacionales: dirigencia “indígena” y gobierno central. Por su parte, la prensa centralizada muy de “todos” y muy objetiva – una de ellas dirigida por un “orgánico” resentido de su padre (un ser “inorgánico”), convertido, desde hace mucho, en hechicero de la “unidad” y por ello en un muy “orgánico oportunista” de izquierda. Como gran parte de los “orgánicos” seguidores de aquel que dejó su “edad de piedra” para dar paso a su “orgánica edad fósil”. – se divide pero no sobre el objetivo prioritario de la “normalidad”: el no rasgar la divina peruanidad. Ídolo ante el cual inmolan a sus huestes y matan a las contrarias. Quieren sobre todo y por encima de todo la “unidad”: el encorsetamiento de una gran extensión muy diversa y abierta por naturaleza al cambio.

Además, y aquí lo más problemático, pretenden la “unidad” a través de la democracia representativa. Que consiste en que todos, ¿todos? No, sino todos los votantes válidos depositen su “esencia” en un coro: los representantes. La “esencia” les asistirá a éstos en el alumbramiento de nuevas redes que mantendrán la “unidad”: contraída y transfigurada realidad. Pero estos sacerdotes, incluyendo los más rojos que se dicen revolucionarios, no tienen dicha esencia ni la voluntad de representarla salvo en la formalidad. Además los propios representados están en una constante modificación de sus intereses propiciado por la inoperancia y doblez de sus representantes. Diferencia, sin embargo, que no los lleva a salir fuera de la normalidad ya que exigen otros representantes: una nueva esperanza de “buen gobierno”. -Confucio lo buscaba y no lo encontró, la social democracia lo busca democráticamente, pero matarán y se matarán entre ellos antes de encontrarlo-. Discrepancias además continuas que demuestran las enormes diferencias entre los curas de la modernidad y sus rebaños nacionales.

No hay pues representantes, ni los habrá porque nada ni nadie puede representar una diversidad, ni aun así se inserten representantes por cada ser, en donde además varían en el tiempo los elementos. Tampoco hay que dejar de reconocer que todos los gobiernos son instrumentos de cosificación. Están hechos para que unos exploten a otros, estos otros son mercancía aun así sean cubiertas con las más sutiles y justicieras leyes elaboradas por sus representantes. Dichas leyes, además, tienen como principios dos imposiciones: la defensa nacional y la propiedad privada. ¡Qué orgánica objetividad! Por esta razón, el pueblo rebelde no puede esperar del Estado más que violencia en la defensa de sus leyes y en el proceso de instaurar nuevas coartadas: la legalidad, el Estado de derecho.

Por ello, señores “indígenas”- muchos de ustedes, por desgracia, ya occidentalizados por considerarse peruanos y haberse rendido al Cristo-, para evitar ser acusados de oportunistas, de pretender con sus protestas el control del poder central o elevar la popularidad de un futuro candidato a la presidencia del corral local, expulsen de su entorno a los partidarios nacionalistas, a las izquierdas nacionalistas y estatistas, y fundamentalmente declaren su autonomía: ¡Que arda el fantasma de la “unidad”! ¡Fuego a lo nacional! La centralidad por esencia que además es el medio propicio y enriquecedor de las burguesías, de los cosificadores de la naturaleza. No hay un “Todos Uno” sino un “todos los giles para uno”- propiedad de uno- y unos pocos más. ¡Orgánica manera de joder!

LAR

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s