Debate entre anarquistas y marxistas

Publicado: ndUTCp3009UTC11bMon, 02 Nov 2009 08:09:24 +0000UTC 28, 2008 en 533960

B424

(esta vez fue gato por liebre)

Históricamente el debate entre anarquistas  y marxistas data desde la segunda mitad del siglo XIX  Allí tuvimos a Proudhon y a Marx.  Mientras Proudhon escribía sobre la injusticia social  y como  plantear soluciones en la praxis cotidiana, Marx se dedicaba a descalificarlo con una serie de falacias ad hominen.  Posteriormente, fue el debate entre Marx  y  Bakunin en el seno de la AIT.  Allí nuevamente el jactancioso “socialista científico”, el amo  y señor de la dialéctica, despotricó vulgarmente contra Bakunin.  A falta de argumentos válidos,  volvió a sus andadas de lanzar barro con ventilador.   Así fue que quedó registrado  Bakunin como “inmensa bola de manteca”  y espía del Zar.

Lo cierto de todo esto es que con patrañas no se puede construir nada positivo ni en el presente ni en el futuro.

La polémica fue dada tanto por Proudhon como posteriormente por Bakunin en base a principios doctrinales  y teniendo en claro el aspecto organizativo de la humanidad del porvenir.

Este debate ha seguido por muchos años.  Incluso han surgido posiciones que tratando de conciliar el marxismo con el anarquismo llegan a hablar de marxismo libertario. Uno de ellos es Daniel Guerin.

Durante el mes de mayo del presente año fuimos testigos del desarrollo de una serie de intervenciones libertarias en la capital del Perú. La efectuaron 2 grupos: la USL  y quienes publican Humanidad.

Los animadores de “Humanidad” realizaron una actividad por el 1ro de mayo en la histórica Federación de Obreros Panaderos Estrella del Perú. Se expuso desde los mártires de Chicago hasta la problemática actual de los trabajadores.  El auditorio estuvo repleto.

Los integrantes de la USL organizaron su mayo proletario.  Fueron 3 charlas durante 3 viernes consecutivos. La última sesión parecía para muchos la más interesante.  Precisamente allí se daría nuevamente el debate entre anarquistas  y marxistas.

Allí surgieron algunos problemas:

1) Los invitados a exponer  y defender el marxismo estaban totalmente fuera de foco. El primero, era un sindicalista  y decía que no tenía conocimientos teóricos sino prácticos. ¿Cómo este sujeto va a defender algo que no conoce? El segundo, un tal Bermejo (con pasado aprista) dijo que era leninista porque no era espontaneísta  y de allí parloteó sobre la violencia por aquí y por allá.  Nos preguntamos ¿se puede reducir a Lenin solamente al anti espontaneísmo? Claro que no. Si este caballero hubiese pasado por los procesos de Moscú seguro que lo hubiesen violentamente enfriado por su evidente carencia doctrinaria. Sobre su discurso violentista preguntamos: ¿por qué no le respondió en esos términos a Rosa Maria Palacios cuando fue entrevistado por ella? En ese momento era un inofensivo angelito.  Bien pendejo el Bermejo.

Por otro lado, el primer ponente de la USL salió con el sable desenvainado.  Estuvo muy interesante su exposición.  Cuestionó con conocimientos históricos al marxismo leninismo  y su tan cacareada dictadura del proletariado. El segundo ponente más bien enfiló sus baterías fuera del tema en debate,  tanto así que planteó, que el anarquismo es una ideología clasista y no está para liberar a la humanidad, que eso lo ve como muy abstracto, muy gaseoso, etc.  Eso no tenía nada que ver con el debate en sí. Era más bien una indirecta a los libertarios de “Humanidad”.

2) Precisamente a raíz de esa intervención una compañera libertaria de “Humanidad” levantó reiteradas veces la mano para intervenir y sin embargo no se le permitió el uso de la palabra.

3) Finalmente, el debate terminó entre bechos y abachos entre los autodenominados anarquistas clasistas organizados y los marxistas ignorantes de marxismo. ¡Qué nivel!

Erasmo

Anuncios
comentarios
  1. Miguel dice:

    Qué tales “revolucionarios” estos marxistas-guevaristas que se aprovechan de las convulsiones sociales para “capturar” el poder e implantar su dictadura dizque “proletaria” pero en realidad pequeño burguesa. Decir que los anarquistas somos “espías” y “provocadores” es el viejo cuento del poder stalinista para justificar la represión estatal, falsamente “socialista”, contra el anarquismo libertario y los disidentes que lucharon y lucharán por un “socialismo con rostro humano”. Cubrirse el rostro no es ninguna cobardía, es elemental que eso sirve para que la policía y la inteligencia enemiga no nos reconozcan. Este argumento de los “guevaristas” se parece mucho al del ejército reaccionario contra las guerrillas castristas que ellos pretenden proseguir o reiniciar, cuando decían y dicen que los guerrilleros son un enemigo cobarde y encubierto, que no dá la cara y que masacra a los soldaditos a base de “emboscadas”. Más vale que sujenten su lengua viperina antes de lanzar acusaciones infundadas e insultos propios de delincuentes y nunca de políticos.

    Miguel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s