“Todos venían a sacar a sus hijos, pero yo a mi madre”

Publicado: thUTCp3049UTC11bSat, 28 Nov 2009 03:49:48 +0000UTC 28, 2008 en 533960

(Entrevista al Sindicato Único de Empleados y Obreros de la Pontificia Universidad Católica del Perú)

En primer lugar, queremos citar los nombres de los compañeros entrevistados, para lo cual ellos nos han autorizado:

Maurina Bernardo (Secretaria General), Gladis Lacherre (Secretaria de Economía), George Vargas (Secretario de Prensa y Propaganda), Griselda Quiroz (Sub Secretaria de Prensa y Prop.), Nicolás Astoquillca (Sub Secretario de Defensa) y Néstor Ruiz (Sub Secretario de Organización). Es interesante remarcar que se trata de compañeros con experiencia, que se declaran no políticos, aunque demuestran un conocimiento y sensibilidad hacia la problemática social no sólo de los adherentes de su Sindicato sino de todos los trabajadores del Perú y del mundo.

En primer lugar, nosotros hicimos notar la diferencia entre los sindicatos de base peruanos y los que existen en Europa, sobre todo en Francia. En ese lejano país sólo hay directivas numerosas en las Centrales sindicales, pero en los Sindicatos de Base, por ejemplo de la CNT francesa, sólo se elige un Secretario y un Tesorero. Nosotros atribuímos esa diferencia, probablemente, al origen del movimiento sindical en el Perú cuando, al no existir funcionarios sindicales, es decir, dirigentes rentados, era preciso que muchos compañeros se hagan cargo de las tareas de organización, defensa, propaganda, economía, actas, etc., a fin de hacer vivir al Sindicato y que éste pueda afrontar la defensa no sólo colectiva sino individual de los obreros y empleados. En resumen, hemos heredado la forma organizacional de los Sindicatos del período de casi tres décadas de movimiento anarco sindicalista. Bueno, ahora pasemos a la entrevista propiamente dicha, que estamos obligados a abreviar bastante toda vez que duró más de dos horas.

“Humanidad”: ¿Cuándo se realizó vuestro paro de 24 horas y cuáles son sus consecuencias?

Maurina Bernardo: El paro tuvo lugar el 21 de octubre, pero la negociación se realiza recién al día siguiente. Es decir, el Rectorado y las autoridades de la Universidad se cercioraron primero de la aceptación de los reclamos por la base sindical y de que ésta no vacilaba en combatir por ellos, para recibirnos  y discutir. En realidad se obtuvieron casi todos los puntos y no sólo la parte del aumento salarial. Esta es, pues, una consecuencia positiva. Pero lo negativo es la represión resultante del paro, el arresto de la compañera Griselda y el compañero Isaac, a quienes los maltrataron en la policía utilizando palos y patadas y que afrontan ahora la posibilidad de un proceso judicial con acusaciones infundadas como interrupción del transporte público con ocasión de nuestro plantón en la puerta de la Universidad, realizado a las 6 y media de la mañana del mismo 21 de octubre ¿qué interrupción puede haber a una hora tan temprana?

“Humanidad”: ¿Cuántos miembros tiene el Sindicato y cuál es la relación con el total de los trabajadores?

Maurina Bernardo: El Sindicato agrupa a obreros, auxiliares, técnicos, especialistas y profesionales que suman un total de 370 de 800 trabajadores que laboran en la logística de la Universidad Católica. En realidad, la mayoría son contratados y arriesgan el puesto de inscribirse en el Sindicato. Sin embargo, nosotros también levantamos la bandera de la formalización de todos los trabajadores y, por eso, nos negamos a firmar con la patronal una decisión de precarizar a todos los trabajadores futuros. El Sindicato ha salido fortalecido de la lucha librada, en lugar de inhibirse, los trabajadores quieren seguir luchando contra toda suerte de abusos que se cometen todos los días, por ejemplo nos habían cerrado la vitrina que teníamos para dar a conocer nuestras actividades, opiniones y propósitos. Es decir, trataron de debilitar el uso de los medios de comunicación, para aislarnos de la opinión estudiantil y profesoral y del público en general, a fin de que exista un solo interlocutor con la sociedad: el Rector (Marcial Rubio) y el resto de las Autoridades universitarias.

“Humanidad”: ¿Cuál es el status de esta Universidad, es una sociedad anónima, es propiedad de la Iglesia, propiedad de un grupo informal?

Griselda Quiroz y George Vargas: La verdad es que la Universidad no es de nadie, se apoya en leyes antiguas y se podría decir que los resultados económicos son usufructuados por un grupo relativamente pequeño. Por ejemplo, los sueldos de los 370 sindicalizados en nuestra organización suman 750 mil soles mensuales, mientras 40 directivos ganan en total unos 850 mil soles. Esto da una idea de la diferencia de ingresos entre unos y otros. Hay participación estudiantil y profesoral en las elecciones de las autoridades universitarias, pero el voto no es secreto, lo que da lugar a la posibilidad de que alguien compre  el voto de las personas que alcanzan el derecho de presencia en la Asamblea universitaria. Los responsables de la Universidad han sido izquierdistas y defensores de los Derechos Humanos, como el Sr. Marcial Rubio (Rector) o la Sra. Pepi Patrón (que dirige la ONG “Transparencia”), pero su comportamiento respecto a los trabajadores sindicalizados o no es, incluso, de acoso moral y físico. Por ejemplo, los trabajadores de la limpieza (que son contratados por una Service) tenían antes el derecho de almorzar en la Cafetería, luego les quitaron ese derecho y hasta la posibilidad de que, sin sentarse en ese lugar, compren los alimentos para comerlos en otra parte. Esta es una actitud que hasta se podría calificar de racista, como es también la orientación de la Universidad que recluta los estudiantes al interior de una élite de la sociedad peruana.  Ahora, la Autoridad es celosa de su prestigio debido al conflicto que la separa del cardenal Cipriani respecto a la propiedad de la Universidad que el segundo reclama para la Iglesia Católica. De repente este problema nos ha favorecido en la negociación, pues la Autoridad no quiere ni puede “desprestigiarse” ante la opinión pública. Sin embargo, nosotros también somos claros y defendemos la Autonomía Universitaria frente a la Iglesia y el Estado.

Griselda Quiroz fue detenida, golpeada por los policías, ultrajada por el médico legista, amedrentada, lo mismo que el compañero Isaac, con la finalidad de escarmentar a los trabajadores y que cesen de luchar por sus derechos y los derechos de sus camaradas de clase trabajadora. Al mismo tiempo, la compañera Griselda y todos los demás son concientes de su condición relativamente “privilegiada” (con relación a los millones de trabajadores precarios) y están dispuestos a poner la solidaridad no sólo como medio de lucha sino como meta a alcanzar.

Las palabras con las que se titula esta entrevista fueron dichas por la hija de la compañera Griselda, en el momento en que la “resondraba” a su mamá porque seguramente le había producido una grave preocupación, pero esa joven reconoce y admira el mérito y la determinación de combate de su madre. Griselda tiene 60 años, pero el entusiasmo sindical de una joven de 20 o 25. Nuestros más sinceros votos de avance en la sindicalización de los 800 trabajadores y mil disculpas por no mencionar las intervenciones de todos los seis compañeros entrevistados. Al mismo tiempo, esperamos que este contacto perdure y que juntos logremos la renovación del sindicalismo en el Perú, de manera a erradicar la burocratización, el autoritarismo y las corruptelas, que se notan sobre todo en las centrales sindicales.

Lima, 3 de noviembre del 2009.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s