Bloqueo agudiza conflictiva situación amazónica peruana

Publicado: thUTCp3124UTC10bTue, 26 Oct 2010 19:24:53 +0000UTC 28, 2008 en Sin categoría

extraído de prensa latina

El bloqueo del río Marañón, afluente del Amazonas, por miles de indígenas peruanos, entró hoy en su segundo día como expresión de la conflictividad de la región selvática, que enfrenta múltiples problemas sociales.

Los conflictos tienen como denominador común los reclamos indígenas contra la exclusión y su demanda de ser tomados en cuenta y consultados sobre el uso de territorios que son su habitat ancestral, afectados por transnacionales petroleras y mineras.

Los cinco mil indígenas de las etnias shawi, achuar y awajun que con canoas y cuerdas impiden la navegación en la confluencia de los ríos Tigre y Marañón, un punto clave para el paso de barcazas que transportan crudo desde los pozos y abastecen a este de medios logísticos diversos.

Protestan por el incumplimiento de la transnacional Pluspetrol, que operan en sus tierras por concesiones estatales, de asistir a los nativos en los servicios de educación y salud y reparar los daños causados por el derrame de unos 300 barriles de petróleo en el Marañón.

“Si no hay solución, vamos a exigir a la empresa que paralice de una vez por todas su trabajo y salgan de nuestro territorio. Sólo pedimos que se abra un diálogo de buena fe”, afirmó Dennis Pashanase, vocero de los nativos.

El conflicto coincide con el malestar de los aborígenes amazónicos, agrupados en la Asociación Interétnica de la Selva Peruana (Aidesep), ante el virtual congelamiento de una ley que obliga al Estado a consultar con las comunidades cualquier decisión política, económica o administrativa que las afecte.

La norma fue aprobada por consenso en el Congreso de la República, pero el gobierno se negó a ponerla en vigencia y la devolvió al órgano legislativo con observaciones que, según Aidesep, la privan de efectividad.

La ley de consulta, que ejecuta compromisos internacionales asumidos por el Estado peruano, fue una de las demandas de la larga protesta de los amazónicos que en junio de 2009 registró 34 policías y civiles muertos y un gran movimiento de solidaridad con los nativos.

Las secuelas de aquella protesta tienen sometidos a juicio al más importante líder de la misma, Alberto Pisango, y a decenas de nativos, y hasta a dos religiosos católicos, uno de los cuales, el párroco italiano Mario Bartolini, del municipio nor amazónico de San Martín, está a punto de ser condenado a 12 años de cárcel y expulsado del país.

Bartolini es acusado de azuzar la protesta indígena en la zona por su solidaridad -compartida por la jerarquíaa católica regional- con los nativos y por haber llamado asesinos a los responsables del luctuoso saldo de la protesta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s